Volver a los post

Cómo renovar la fachada de tu casa

Cómo renovar la fachada de tu casa

Es importante renovar las paredes de nuestras casas, tanto en interior como en exterior, ya que són ellas las que soportan las inclemencias del tiempo y pueden deteriorarse si no se realiza un buen mantenimiento de las paredes exteriores de casa.

La pintura que se aplique en un exterior debe estar preparada para soportar a sus principales enemigos: agua viento y rayos UV. Si utilizas una pintura correcta, además de mejorar el aspecto de la fachada, harás que te dure años. 

Revisión de la fachada

Antes de ponerte manos a la obra es interesante hacer una revisión exhaustiva del estado de la fachada. Observar si tiene agujeros o desconchones, manchas de moho, humerdad, etc. Es importante solucionar cualquier problema que hayamos visto previamente antes de aplicar la pintura, ya que si no se sequiran viendo las imperfecciones.


Seguidamente, es importante la protección de cristales, marcos de puertas y ventanas con cinta de carrocero o cualquier elemento que sirva para cubrir con éxito estas zonas. Si tienes enchufes y zócalos exteriores, también deberias protegerlos. Para el suelo, puedes usar plásticos de protección.

Por otro lado, hay que  tener en cuenta el tipo de rodillo que vamos a utilizar. Si la fachada tiene una rugosidad muy marcada, habrá que usar un rodillo de pelo largo especial para tal trabajo. Si la fachada es lisa o con una rugosidad muy poco acentuada, usa un rodillo de pelo intermedio.

Restauración de la fachada

Cuando todo esté bien protegido, lo primero es hacer el tratamiento para humedades, si fuera necesario, y cubrir los agujeros y desconchones. Puedes usar una masilla especial para exterior, si es elástica mucho mejor, ya que soportará mejor los cambios de temperatura y los contrastes entre calor y frío. De esta manera la masilla no se romperá una vez seca a causa de las dilataciones o contracciones producidas por las distintas temperatiras.


Otro aspecto importante, previo a la pintura, es quitar el polvo y los restos viejos de pintura con una escoba nueva. Lo ideal sería cepillar toda la fachada y así nos aseguramos que no queden restos antes de la pintura nueva.

Planificación y pintura

Ahora es el momento de comenzar a pintar. Para la primera capapa es mejor diluir la pintura con un poco de agua, de esta maneras las zonas enmasilladas tendrán más adherencia para las capas posteriores. 


Si hay que pintar muchos metros, la menra más práctica es hacerlo en tramos de 3 por 3 metros. De esta manera nos aseguramos que queda bien pintada toda la superficie y no nos dejamos ningún espacio sin pintar.

Es muy importante cuando pintamos una fachada no intentar pintarlo todo de golpe y con una sola capa. Las pinturas de fachadas trabajan y aguantan mucho más tiempo si pintamos aplicando capas muy finas. Si aplicamos una capa muy gruesa de pintura, corremos el riesgo de que la parte que queda expuesta de la capa de pintura seque muy rápido y la parte interior quede húmeda y no llegue a conseguir un agarre total.

Aunque parezca obvio, es necesario tener en cuento el timpo que va a hacer en el momento de ponernos a pintar. Es importante que no llueva en los 3 días posteriores a los trabajos de pintura. pero también, que no haga mucho frío o mucho calor para que la pintura esté en óptimas condiciones.

En verano, las mejores horas para pintar serían a primera hora de la mañana o por la tarde a partir de las 19h, ya que son las franjas en que el sol no incide tan intensamente.


Y, finalmente, es importante retirar la cinta de carrocero lo antes posible. Ya que,  al estar en el exterior y expuesta al sol, hay que evitar que se adhiera demasiado y deje desperfectos o restos de pegamento al retirarla.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario:
Siguenos por instagram
@grupo_lober_