CÓMO LAVAR LAS CORTINAS EN CASA

CÓMO LAVAR LAS CORTINAS EN CASA

Porque a veces no nos damos cuenta de que las cortinas son las protagonistas de la decoración del hogar y por eso es importante mantenerlas bien limpias. Hoy te explicamos cómo hacerlo sin salir de casa. ¡Toma nota!

 

1. Inclúyelas en la limpieza semanal

No las tienes que descolgar, pero sí tenerlas en cuenta el día que dediques a la limpieza. Tan sólo se trata de retirar el polvo y la suciedad que se acumula día tras día. ¿Cómo? Pasando el aspirador a potencia media o baja, y ayudándote con su cepillo. Para acabar, abre las ventanas de par en par y deja que el aire se ventile.

 

  

2. Lávalas cada mes (o cada dos)

Es muy importante que primero te asegures de que tus cortinas se puedan lavar en la lavadora. Normalmente la respuesta es sí, pero hay tejidos más delicados que requieren un cuidado especial. Aún así, presta mucha atención a las instrucciones de lavado para evitar sorpresas desagradables.

Lo más habitual es lavarlas con agua fría y con un programa para prendas delicadas. Lo mejor es no centrifugar (o hacerlo poco) para que no se arruguen. Nunca las mezcles con prendas de otros colores, si las lavas solas, mejor.  Acuérdate también de sacar los ganchos o cualquier elemento no textil antes de ponerlas en la lavadora

La frecuencia con que las laves dependerá de si tienes chimenea en casa, hay fumadores o mascotas.

 

Si las tienes que lavar a mano… hazlo en la bañera o en un barreño, utiliza agua tibia y un jabón suave. Si quieres puedes añadir una gota de suavizante para un mejor acabado. A la hora de aclarar, procura escurrirlas lo menos que puedas para que no se arruguen.

 

 

3. Tiende las cortinas o, si se puede, ponlas en la secadora

Asegúrate antes de que tus cortinas puedes ponerse en la secadora. Si es así, utiliza un programa de baja temperatura.

En caso de tenderlas, hazlo bajo el sol lo más extendidas posibles, con el peso del agua evitarás las arrugas. Si no dispones de un espacio amplio al exterior, procura hacerlo en un espacio con la máxima ventilación.

 

 

4. El último paso, la plancha

Lo más cómodo es usar una plancha de vapor para hacerlo en vertical. Si no, puedes extenderlas encima de la cama o sobre alguna superficie amplia y hacerlo con la plancha convencional, siempre en dirección la misma dirección hacia abajo.

 

 

Lo mejor siempre es conocer al detalle los cuidados de tus cortinas en concreto, y para ello lo mejor es que preguntes a profesionales. En Lober estamos encantados de ayudarte para que resuelvas todas tus dudas.

 

¡No olvides que mañana termina la promoción de cortinas a medida con regalo!

 

 

¡Feliz miércoles, Lober’s!

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario:
Tipo de código
Siguenos por instagram
@grupo_lober_