Volver a los post

Cortinas a Medida, todo lo que necesitas saber

Cortinas a Medida, todo lo que necesitas saber

Unas cortinas son un elemento importante del hogar, por lo que hay que tomar decisiones que van a perdurar en el tiempo. Hay muchos factores a tener en cuenta, para que, además de estéticamente bonitas, las cortinas cumplan su función de filtrar la luz.

No todas las cortinas son iguales, al igual que no todas las ventanas tienen la misma forma y tamaño. Cuando decides invertir en unas nuevas cortinas hay distintos factores como el tamaño, la orientación o la cantidad de luz que entra por la ventana, que van a influir en la longitud, el tipo de tela o la forma de la cortina.

Si lo que quieres son unas cortinas a medida, lo mejor es que cuentes con la ayuda de un profesional que te oriente en todo lo que necesites. Aunque, es mejor que tengas en cuenta algunos factores para que la decisión sea lo más acertada posible.

La forma de la ventana

Es el primer factor a tener en cuenta es la forma y tamaño de la ventana, ya que dependerá de ello que decidamos poner un tipo de cortina u otra. En general, lo que más tenemos en casa son ventanas de tipo rectangular, aunque se pueden dar casos de ventanas estrechas y alargadas en espacios pequeños o puertas que dan al exterior, incluso ventanas redondas.

Por ello, hay que valorar el lugar donde están ubicadas y decidir si nos conviene más una cortina colgada en barra o una cortina tipo estor.

También, dependerá del tipo de decoración que tengas en casa, más clásico, más moderno, estilo nórdico, etc.

La orientación y la luz

cortinas opacas para filtrar la luz

Según la ventana esté ubicada hacia un lado u otro, entra más o menos luz a lo largo del día, por lo tanto, puedes decidir si quieres una tela más fina o más gruesa. Si prefieres un estor opaco o tipo noche y dia, para que se adapte a las distintas horas de luz.

En este punto, también es importante pensar en el color de la cortina, ya que según elijamos uno u otro, al entrar la luz, la estancia adoptará ese color. En el caso de las cortinas blancas, de más o menos grosor, simplemente, funcionan como filtro y aportan más o menos intensidad de luz.

Cálculo de las medidas

Hacer un cálculo de las medidas necesarias, puede no ser una tarea sencilla. En todos los casos, hay que tener en cuenta la altura de los techos y la medida donde quieres que acabe la cortina, es decir, hasta el suelo o hasta debajo de la ventana, por ejemplo.

Si optas por una cortina tipo estor, debes decidir el ancho y el largo que vas a querer, ya sea para comprarla ya confeccionada o si la quieres a medida. Los estores ya confeccionados, suelen tener medidas estándar, por lo que son más limitados.

Si optas por un estor a medida, tienes un abanico de posibilidades más amplio, ya que, se adaptará perfectamente a las medidas que necesitas.

Lo mismo pasa con las cortinas para colgar en barra. Existen modelos confeccionados que disponen de medidas estándar, pero si lo que prefieres unas cortinas a medida, seguro que van a encajar perfectamente en el lugar que necesites.

En este caso tienes que tener en cuenta las medias de la ventana o ventanas a cubrir. Siempre deberás añadir unos centímetros más para la confección y si las quieres con ondas, deberás doblar el ancho de tela, respecto al tamaño real de la ventana, para que haya sea suficiente y se creen unas bonitas ondas.

cortinas transparentes en gran ventanal

Elegir la tela más adecuada

En el mercado hay infinidad de telas, desde las más sencillas, tipo visillo blanco translúcido, a las más elaboradas con colores, diseños exclusivos e incluso bordados y brocados. Decidir entre toda la oferta de diseños no es tarea fácil, pero con algunos consejos puede resultar más sencillo.

Por un lado, las telas ligeras, como el hilo, el lino, el algodón, las lonetas o arpilleras de algodón, son tejidos frescos y suelen ser más translúcidos para dejar pasar la luz. Tienen una caída suave y son aptos para ambientes donde no da la luz muy directa del sol, ya que dejan pasar gran parte de ella. Por ello, aportan luminosidad a la estancia, sobretodo en colores blancos, beige o muy claros.

Hay telas más pesadas y opacas, como los linos gruesos, las chenillas o las sedas salvajes, que suelen aportar una bonita caída y limitan la entrada de menos luz a la estancia. Son ideales para lugares donde la incidencia del sol es muy fuerte y sirven para minimizar la luz del sol que se filtra a la estancia.

En el caso de cortinas de barra o de riel, tienes la opción de poner dos lineas de tela, una más translúcida y otra más opaca. De esta manera, si hay unas horas en las que la luz es más intensa, puedes filtrar la luz con la cortina opaca y si necesitas más claridad, puedes abrir esta para que la tela más ligera haga su función.

En formato estor, también tienes las opciones de escoger unas cortinas más o menos opacas, pero, también puedes optar por los modelos llamados ‘noche y día’ que te ofrecen la posibilidad de dejar filtrar más o menos la luz, según la posición de la cortina. 

Cortinas noche y dia para salon

Complementos para cortinas

A nivel estético, también es importante seleccionar bien los complementos para las cortinas. Ya que es una parte esencial, además de decorativa, que va a dar el toque final al diseño de la habitación.

En el caso de las cortinas de barra o con rieles hay muchas opciones para elegir:

  • ● Material de la barra: Puedes escogerlas de madera o de distintos metales como hierro o aluminio.

  • ● Acabado de la barra: Elige el color que mejor combina con tu estanci y tus cortinas. Incluso, las puedes encontrar con textura.

  • ● El terminal de la barra: Hay muchas opciones, con formas geométricas o formas más artísticas para dar un toque diferente.

  • ● Alzapaños: Sirven para sujetar las cortinas de tela en los laterales. Muy útiles si quieres mantener las cortinas recogidas en los laterales.

  • ● Borlas: Son un elemento decorativo más, pero también ayudan en la función de mantener las cortinas recogidas en los laterales.

  • ● Tipo de riel: Hay muchos modelos pero, los principales se centran en el material, ya sea de PVC o de metal.

  • ● Ganchos para riel: Los hay de distintos colores y materiales, pero también puedes escoger entre que sean visibles o casi invisibles.


Si hablamos de las cortinas tipo estor, los complementos suelen variar menos, pero también hay opciones. De manera general, las que son de tela suelen engancharse por la parte superior con un velcro, para que puedas desmontarlas y lavarlas cómodamente. Tienen una cuerda en un lateral, que sirve para subirla y bajarla. En ocasiones es tipo cordón o las hay de bolitas metálicas o de plástico.

En los estores enrollables, se puede escoger el color de los apliques donde va colgada la cortina y, también, el cordón lateral para subir y bajar que puede ser de cuerda, metalico o de plástico.

Acabados que crean atmósfera

Hemos hablado de muchos aspectos de las cortinas como su tamaño, la luz, el tipo de tela o incluso los complementos. Pero las cortinas no son solo una pieza útil y decorativa, sino que nos sirven para crear atmósferas, ya sea con su forma, su color o la manera en que las colgamos.

Si has elegido unas cortinas colgadas en una barra, los remates decorativos te ayudarán a crear la atmósfera que estas buscando. Si eliges una cortina con trabillas, la atmósfera es más moderna y desenfadada. Los lazos dan un toque romántico y las anillas aportan un toque más rústico.

Tanto los estores, como las cortinas enrollables, se suelen usar para espacios modernos y donde se buscan líneas rectas y simples que se mimetizan en el espacio que ocupan. Suelen aportar una atmósfera ligera y desenfadada, ya que son un tipo de cortina, que casi desaparecen si las enrollas. Por lo que tienen menos impacto en la estancia donde están ubicadas.

La cortinas crean ambientes y atmósferas

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario:
Siguenos por instagram
@grupo_lober_